¿Tu proyecto de vida o tu pareja?

by Domingo, Marzo 20, 2016

Hoy viene un post personal, de esos en los que podéis sentir cómo detrás de estas líneas hay un ser humano. Y es que esta semana he estado replanteandome la siguiente cuestión:

¿Qué pasa cuando la persona que amas no comparte tu plan de vida?

Surge una contradicción importante en tu interior: de una parte tienes claro quien eres, tus ideas y principios. De otra parte tienes claro que esa es la persona que quieres. Y ambas cosas no son compatibles.

Te rompes la cabeza y todos tus esquema de vida cuestionándote incluso tus propias creencias hasta preguntarte: ¿Estoy en lo correcto?

Quien haya vivido una situación parecida podrá entenderme. Aquí cuento un poco mi historia…

Hace tres años conocí a esa persona. Era él, lo tenía clarísimo incluso antes de conocerlo. Fue una sensación diferente a todas las anteriores pues cuando lo vi sentía que ya lo conocía. Esto te puede sonar a cuento pero créeme: es verdad. Tenía una conexión mágica, así como si nos leyésemos las miradas. Pero no sólo sentía que lo conocía sino que sabía cómo íbamos a acabar:  juntos y separados. Y es que si miraba al presente, lo veía con él pero si miraba al futuro veía niebla, no terminaba de ver el final… Mientras tanto, experimenté lo que era amar de verdad y amé tan intensamente que fui capaz de perdonar hasta lo imperdonable porque dejar de ver a esa persona me dolía más que enterrar la herida y sonreír.

(Aquí vendría una de las fotos nuestras que borré, así que imagínatela)

Hablábamos lenguajes diferentes en todos los sentidos. Él es inglés, yo española. Él turista, yo viajera. Él vive con los pies en la tierra. Yo en las nubes. Eso en un principio era divertido, nos hacíamos llamar el Yin y el Yang porque realmente cada uno nos aportábamos lo que al otro le faltaba. Él me llamaba ‘desastre’ por no tener concepto de realidad, querer vivir viajando y ser extremadamente positiva. Yo lo llamaba ‘Aspi’ porque en su obsesión por la estabilidad, el trabajo y el dinero me recordaba a la determinación típica del síndrome de Asperger. Como puedes comprobar no teníamos el necesario proyecto en común sino que remábamos en direcciones opuestas:

kayaking-1149886_640

Él remaba hacia conseguir un trabajo fijo como profesor de idiomas. Ahorrar, comprar una casa grande, un coche mejor que el de su vecino y viajar a modo turista cuando las vacaciones se lo permitan. Como buen guiri, la jubilación lo primero, planificar su vida en torno a tener una estabilidad algo imprescindible…

 

canoeing-1081890_640Yo remaba hacia conseguir la libertad financiera, trabajar para mí y viajar cada vez que quiera. No me hace ilusión tener un trabajo fijo y pasarme 50 años en el mismo lugar. Ahorrar se me da mal. Me dan miedo las hipotecas o todo lo que sea estar unida al banco de alguna manera… Y creo que cuantas más cosas materiales poseas más te poseen las cosas a ti.

 

Cuando con esa persona solo puedes cenar, ver una peli y lo que viene después. Cuando no puedes ser tú mismo, cuando ni siquiera puedes hablarle de lo que te mueve por dentro porque simplemente: no le interesa tu mundo… Entonces surge la siguiente pregunta:

¿Hasta cuando puedes estar así?

10473806_778726732187288_1452508042541821088_n

Aquí estoy yo, recién llegada a Newcastle (Inglaterra). Diciéndole ‘Adiós’ a Cristi y ‘Hola’ al amor…

Lo intenté, me fui a vivir a Inglaterra donde tuve que comenzar mi vida de cero. Él tenía todo: amigos, familia, trabajo. Yo no tenía nada de lo anterior. Me sentía subordinada a él, lo que me hacía alejarme cada vez más de la vida que yo quería para mí. Una vez alguien me dijo… ‘Tú vas a llegar lejos si no te distraes por el camino’ Bien, pues él me estaba distrayendo. Me desvió de mi propósito pues dejé de ser yo misma, renuncié a mí y cada vez me dirigía más hacia sus objetivos y no hacia los míos porque además tenía un trabajo que odiaba y que me hacía cuestionarme cada día ¿En qué te has convertido?

1609623_778727065520588_3421236298844220374_n

Hasta que colapsamos.

Un día todo terminó y esta fue su última frase antes de colgar para siempre: No pienses en mí, piensa en ti, por una vez hazlo…arregla tu vida. 

CÓMO CAMBIÓ MI VIDA AL TOMAR LAS RIENDAS DE MI CAMINO

Lo hice. Me puse manos a la obra a diseñar mi vida, tal y como la quería. Pensando en mí y solo en mí, sin hacer cambios de direcciones por nadie. Porque si algo aprendí de esto es que tienes que ser coherente contigo mismo. No puedes estar predicando algo y haciendo todo lo contrario. Mentirte a ti mismo solo te alejará más y más de tu propósito.

11782408_10200837784984298_1245239012165094309_o

Acercarme a mi misma me permitió encontrar un trabajo freelance, convertirme en nómada digital y crear este blog. Ahora tengo la satisfacción de ser feliz sin necesitar a nadie, vivir la vida que siempre quise y saber que estoy remando hacia la dirección correcta. Porque…

¿Qué hay peor que subirte a una barca que te lleva al camino contrario?

Bájate ya. Si vives la vida de otro nunca serás feliz porque basarás toda tu felicidad en la de otra persona y si un día esa persona se marcha te quedarás vacío. Vacío total, porque no te preocupaste en llenarte tú mismo. Llénate, llénate de eso que te hace sentir vivo, de eso que te mueve por dentro, llénate de aquello que harías hasta gratis. Hazlo !

No malgaste tu tiempo viviendo la vida de otro, créeme que cuando estés en el final de tus días y mires hacia atrás no te lo perdonarás. Da miedo, estoy de acuerdo. Porque por un lado te acercas a tu centro, a tu verdad y por otro te alejas de aquella persona… Pero generarás una onda vibracional que atraerá a aquellos que se muevan en tu misma sintonía.

Evolucionando en tu camino…

Y quien sabe, quizá la vida te devuelve a esa persona y las piezas del puzzle encajan. (Entonces te alegrarás de haberte marchado a construir tu vida.) O quizá nunca vuelve porque el destino tiene otra cosa mejor para ti.

 

  • Tony Davis on the road

    Cada vez tengo más claro que o tu pareja comparte tu proyecto vital, o no será tu pareja por mucho tiempo. Simplemente será un compañer@ que pasará por tu vida pero con fecha de caducidad desde el minuto 1. Podría decir que un “follamig@” pero bueno… quizás esto sea un grado menos. O probablemente será simplemente un pasatiempo. Tu decides cuánto será el tiempo que pase. Porque acabarás dejándole. “La cabra tira al monte” dicen por mi tierra. Y es así. Se trata de realizar tu proyecto de vida y ya por el camino encontrarás con quién compartirlo. Igual que unos caminos se separan, de forma inexplicable otros se unen.
    Enhorabuena por este post un poco más personal, y felicidades por tomar las riendas de tu camino 😉

  • Tony totalmente de acuerdo… los sentimientos no bastan cuando para estar con alguien tienes que estar “en la sombra”. Porque si observas la foto del principio… Es muy triste sentarse a contemplar cómo la otra persona rema hacia su vida… y te lleva con ella como si fueses un mero espectador… Al final te eliges a ti 😉

  • Fiorella Parodi

    Qué post tan viaje amiga!!
    Me encanta leerte y ver cómo somos vari@s los que buscamos incansablemente la libertad de sentirnos auténticos y sin restricciones… Ambas sabemos de este tema cuando tu pareja no te completa en este aspecto.
    Lo positivo que siempre sacamos es el salir adelante pero no con esas frases cliché de ”lo superarás, todo mejorará” sino realmente AVANZAR y no tirar todo por la borda sino APRENDER para elevar el alma. Que al fin y al cabo es lo que vinimos a hacer en este mundo que nos tocó estar.

    Gracias por otro de tus hermosos regalos al universo 🙂