La alimentación basada en plantas como medicina

Posted: 28 enero, 2018 by Cristina

Estamos muy desconectados de la madre naturaleza, tanto que cuando nos ponemos enfermos nos tomamos una pastilla para matar los síntomas en lugar de permitir una sanación natural a través de una alimentación adecuada. Y es que, no podemos negar que nos hemos olvidado completamente de que nuestra Madre Tierra nos proporciona todo lo que necesitamos para subsistir: agua, fruta, vegetales y cereales.  Entonces, si esto es así ¿Te has planteado alguna vez por qué razón matar para comer se ha hecho “imprescindible” en nuestra dieta?

Creencia errónea número 1: Comer carne te hará más fuerte

Una de las razones que explican por qué hoy en día nos es complicado imaginar una alimentación libre de carne es debido a la falsa creencia “macho” que nos hizo pensar que al comer animales nos haríamos tan fuertes como ellos, seríamos capaces de generar sus músculos o incluso de correr tan rápido como lo hacen ellos.

¿De dónde viene esta creencia? Esta falsa idea tiene origen en la conexión entre la armada y el consumo de carne, explicada a la perfección en el libro Combat- Ready Kitchen. Si te paras a pensarlo, esto explicaría el por qué los americanos consumen más carne que otras naciones ya que tienen más gasto militar que otras naciones.

Carne de vacuno
 Creencia errónea número 2: Necesitamos comer carne

Seguramente has crecido escuchando a tu madre decir lo importante que es que comas carne. A ella se lo dijo tu abuela y a ésta última tu bisabuela. No te preocupes, a mí también me lo dijeron. Por ello puedo entender que tras haber sido educado en un sistema donde se nos inculca la necesidad de comer proteína animal resulte complicado dar creencia a una dieta basada en plantas. Pero, ¿qué tal si te cuento que existen estudios que han demostrado cómo no sólo no necesitamos carne sino que la proteína animal provoca enfermedades? Algunas de ellas tan serias como el cáncer, la osteoporosis, la enfermedad cardiaca o la diabetes.

Una de mis fuentes de inspiración para entender esto ha sido What the Health,  documental que habla sobre la relación entre el consumo de animal y la aparición de enfermedades. En éste se expone como la Organización Mundial de la Salud afirma que la carne procesada (como las salchichas, bacon o salami) está categorizada en el grupo 1 de los alimentos causantes de cáncer. Sin embargo, en las escuelas, en la televisión o en los supermercados no se nos informa de esto. Entonces, si de acuerdo a estudios, un perrito caliente es tan dañino como fumar tabaco, ¿no debería ser ilegal alimentarnos con carne procesada?

Barbacoa familiar. Credit: Pexels

Empecemos por el principio, nos han dicho siempre que la diabetes está conectada con el exceso de azúcar. Sin embargo, en What The Health, el Dr. Neal Barnard (experto en la relación entre la dieta y la diabetes), expone que la causa de la ésta es una dieta que aumenta el exceso de grasa en la sangre, es decir, una dieta basada en el consumo animal. Por tanto, el azúcar no es el causante de la diabetes sino que la grasa provocada por el consumo de carne genera una resistencia a la insulina.

¿Por qué no se nos informa de esto? Muy sencillo: las organizaciones de salud no quieren que sepamos que dejar de comer producto animal puede mejorar (e incluso revertir) las enfermedades pues los hospitales así como las farmaucéticas no viven de gente sana sino todo lo contrario.

Pero esto no termina aquí sino que continúa con la enfermedad cardiaca. Y es que la contribución que la carne provoca en ella es enorme. Tal cual expone Michael Greger en What The Heath, cuando ingerimos las toxinas de la carne muerta, nuestras arterias se paralizan en minutos. Por tanto no es necesario 10 años comiendo carne para que tus arterias sufran sino que éstas lo hacen desde el primer bocado. Esto sucede con todas las carnes, incluídas las aves, teniendo el pollo casi el mismo nivel de colesterol por gramo que la ternera.

Si te gusta lo que lees y quieres saber más, aquí el documental completo subtitulado al español:

El Estudio de China: Prevenir la enfermedad con la ingesta de plantas

Ahora que ya sabes de dónde vienen las enfermedades, querrás saber cómo eliminarlas o al menos prevenirlas. En este sentido Colin Campbell y su obra te pueden ayudar. El autor del libro El Estudio de China, abandonó el consumo de producto animal hace 36 años. Desde entonces, su dieta se basa en frutas, verduras y granos enteros. Pese a haber crecido en una granja donde se producía leche, no la bebe (al igual que tampoco come carne, huevos, dulces o alimentos fritos). Campbell, tras doctorarse en nutrición, microbiología y bioquímica, realizó un estudio en China sobre las enfermedades degenerativas de la vida moderna. Este trabajo le tomó 45 años, tras los cuales publicó su libro en el cual determina que la gran mayoría de cánceres, enfermedades cardiovasculares así como otras enfermedades degenerativas pueden ser prevenidas si pasamos a una dieta basada en las plantas.

 

“Los nutrientes de los alimentos basados en animales, aumentan el desarrollo de tumores mientras que los nutrientes de alimentos basados en plantas, disminuyen ese desarrollo.”

¿Es posible acostumbrarnos a vivir sin carne?

Quizá te estés preguntando cómo es posible pasar a una alimentación basada en plantas cuando has pasado toda tu vida comiendo carne. Puede parecer complicado. Sin embargo no lo es. El mejor ejemplo para ello es Ellsworth Wareham, cirujano cardiotorácico, quien practicó su profesión hasta los 95 años y ha pasado media vida siendo vegano explica que, pese a la aficción al sabor de la carne, es posible cambiar de gusto sin importar la edad. Tal cual podemos reducir la ingesta de sal reduciéndo su dosis gradualmente también es posible hacer lo mismo con la carne.

Y es que tal como dijo Nelson Madela:

Sólo es imposible hasta que se hace

 

 

 

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *