Reprogramar la mente subconsciente para una vida más feliz

Posted: 2 abril, 2018 by Cristina

No podemos evitar sentir emociones, forman parte de nuestra naturaleza. Pero sí podemos evitar que tus emociones te hagan la vida imposible. Si estás leyendo este artículo quizá sea porque ya te han jugado una mala pasada y quieres aprender a controlarlas antes de que ellas te controlen a ti.

Mientras que para algunas personas puede resultar casi imposible controlar sus emociones (como para los maniaco depresivos) para la mayoría es posible. Yo prefiero eliminar etiquetas y pensar que todos podemos hacer todo con la dedicación necesaria.

Quizá te llevará unos días, semanas, meses o años pero sin duda el tiempo invertido definitivamente valdrá la pena. Y es que quienes sufren de falta de autocontrol en sus emociones luchan cada día con las siguientes situaciones: estrés, pérdida de autoestima, daño en las relaciones interpersonales, improductividad, desconcentración y dolor tanto para nosotros como para los que más nos quieren.

Por suerte, la meditación y la programación del subsconsciente se presentan como dos de las mejores técnicas tanto para aumentar la inteligencia emocional como para regularla. Pero lo importante aquí no es que aprendas a controlar tus emociones “por ser buen visto” sino que lo hagas por ti mismo, es decir, por aprender a domar la fiera que llevas dentro. (Sí, esa que te lleva a actuar impulsivamente y a no saber cómo darle la vuelta a la tortilla cuando tus emociones están cocinandose a un fuego demasiado rápido).

¿Cómo comenzar? El primer paso para entender por qué actúas como actúas es aprender a distinguir entre tus dos mentes.

La mente consciente y la mente subsconsciente
Mente subsconsciente

Cuando hablamos de las dos mentes no quiero decir que literalmente tengas dos mentes. Tenemos una. Sin embargo, esa mente con la que pensamos, creamos y superamos desafíos está dividida en dos partes:

De una parte tenemos la Mente Consciente (que ocupa el 12% de la mente) mediante la cual tomamos decisiones y procesamos la información con nuestra conciencia actual. De otra parte tenemos la Mente Subsconsciente (ocupando el 88% restante) encargada de almacenar creencias, recuerdos, personalidad e imagen propia así como hábitos. Ésta última mente es la que establece una especie de “filtros” en nuestra conciencia por los cuales desarrollamos instrucciones “predefinidas” que controlan nuestras funciones corporales.

En otras palabras, si la mente fuese un ordenador, la Mente Consciente sería el hardware (pantalla, ratón, teclado y computadora) que sin la Mente Subsconsciente (software) no podría funcionar. Una vez que encendemos el software (nuestro subsconsciente), el ordenador se activa realizando todas las tareas.

¿Esto qué quiere decir? Muy sencillo. Quiere decir que si deseas cambiar patrones repetidos en tu conducta debes trabajar en programar tu mente subsconsciente de manera que ese 88% trabaje con el 12% de la mente consciente. Para ello deberás poner tu atención en el lenguaje de tu mente subsconsciente, aprendiendo cómo funciona, utilizando las leyes de tu mente subsconsciente y almacenando nueva información en ella.

Si no diriges el volante, no sabes a dónde vas

Si fuésemos un robot, la mente subsconsciente serían todos aquellos programas que en estos momentos tenemos instalados en nuestro sistema de forma predeterminada. No los hemos escogido, fueron almacenados en nuestro ser como resultado de nuestras experiencias del pasado, la forma en la que hemos crecido, el lenguaje que hemos escuchado y las creencias que se nos inculcaron. De algún modo, tu mente subsconsciente puede estar boicoteando tu presente sin nisiquiera tú saberlo. ¿Quizá sea esta la razón por la que pasas por los mismos ciclos una y otra vez? Y es que tal y como dijo Carl Gustav Jung:

 

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida, y tu lo llamarás destino”

 

Ahora que ya tienes claro que el culpable de que no seas capaz de cumplir lo que te propones no es el vecino, ni tus padres, ni el destino (sino tú y solamente tú), puedes tomar acción para cambiar esto.

Pero, ¿Cómo re-programar el subsconsciente? Existen muchos modos: hipnosis, PNL (programación neurolinguística), afirmaciones positivas, meditaciones…Sin embargo, la única forma de conseguirlo es que lo hagas de forma constante. Y cuando digo de forma constante quiero decir tan constante como lo es hacerlo todos los días.

Una forma genial de reprogramar tu subconsciente es leyendo libros que te ayuden a ello (como “El poder está dentro de ti“, de Louise L. Hay).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La primera tarea que tienes que llevar a cabo es limpiar tu jardín (entendiendo por éste tu mente). Y es que, ¿vas a permitir que alguien pise en tu casa con los pies sucios?. No te lo aconsejo, ya que recogerás aquello que siembres.

Tanto nos afectan los pensamientos que un estudio realizado por el psicólogo social John Bargh demostró que tan sólo leer una palabra puede afectarte para el resto del día. Por ello, ponte a dieta mental. Si no sabes por dónde comenzar, una forma genial de hacerlo es instalándote una App en tu móvil que te ayude a pensar positivo. Personalmente yo utilizo Think Up. Esta aplicación te permite crear tus propias afirmaciones positivas para reprogramar tu subsconsciente y atraer autoestima, salud, prosperidad y felicidad.

Tan pronto aprendas a controlar esa mente controladora que está estropeando tu autoestima, tus metas y tus relaciones, tan pronto te acercarás a esa vida de paz, plenitud y felicidad con la que sueñas.

Ya nunca más verás las cosas arruinadas y te comerás la cabeza pensando…¿Por qué?, ¿Por qué otra vez a mí?…Esta es la lección que debes aprender para definitivamente decir adiós a tu “yo” triste para dar paso a tu mejor “yo”. Pero, ¿Cómo hacerlo? Aquí algunos consejos:

  1. Concéntrate en el presente: El pasado ya no existe, el futuro no ha llegado, el único momento sobre el que tienes el control es el presente. Cuando aprendas a dirigir al mono que tienes en tu mente para que deje de deambulear entre pasado y futuro podrás gozar de la paz que te aporta vivir en el momento presente.
  2. Elimina los pensamientos tontos: Si tuvieramos que definir “pensamientos tontos” diríamos que son aquellos que no te sirven para la tarea que estás haciendo en el momento presente. Por ejemplo, si mientras lees esto estás pensando en lo que vas a comer, estás teniendo un pensamiento tonto que está afectando a tu concentración.
  3. Adiós al multitasking: Los únicos que valoran el poder hacer mil cosas a la vez son los jefes de empresas que miran más por la cantidad que por la calidad. Dividir la mente en dos tareas significa ser mediocre en ambas tareas.
  4. Pensamiento positivo: De la misma forma que se creó tu Mente Subsconsciente puedes re-programarla. El pequeño gesto de repetir afirmaciones positivas puede generar un gran cambio en tu vida.
La meditación como técnica para el control de nuestras emociones

Aparte de las técnicas ya nombradas, la meditación se presenta como una de las mejores formas a largo plazo para reprogramar el subsconsciente. No existen normas específicas, tan sólo sientate sin hacer nada, sin analizar nada. No te preocupes si tu mente deambula entre el pasado y el futuro, lo importante son esos segundos en los que consigues que el mono no vaya de un lado hacia el otro sino que se quede parado, contigo en tu interior.

Cuando más medites, más conseguirás dominar al mono. Existen estudios que demuestran que si meditas por más de dos meses, no sólo conseguirás controlar los pensamientos negativos sino que por consecuencia serás más feliz.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *