La constelación familiar para sanar tras una familia tóxica

Posted: 7 abril, 2018 by Cristina

La familia es el bien más preciado para la mayoría de las personas. Sin embargo, para otras supone el infierno en sus vidas, la causa de su depresión o el motivo de los traumas que marcan su presente. Si estás en una familia tóxica, normalmente no hay lugar a duda y lo sabes. Para aquellos que no lo hayan experimentado, una familia tóxica se define por los siguientes patrones disfuncionales:

  • Manipulación emocional
  • Conflicto permanente
  • Negatividad
  • Maltrato físico y/o
  • Frialdad y distancia emocional

Pero existe otro factor para identificar a la familia tóxica: la persona que se da cuenta de ello. Tú, la oveja negra.

La oveja negra de la familia tóxica

Normalmente en las familias tóxicas existe el miembro que no se siente identificado, aquel que detecta que algo va mal o que no quiere vivir sobre esos términos. Este miembro se sentirá triste y rechazado sin saber que realmente él es el miembro aventajado pues reconocer la negatividad de estos patrones le hará volar en busca de su propia paz. Si sientes que este miembro eres tú, te sentirás mejor al leer este artículo de “La Cosecha de almas” que tanto me inspiró. Un trocito del mismo aquí:

 

Una familia opresora y castrante es el impulso que necesitas para salir y encontrarte a ti mismo, Encontrarás indiferencia y rechazo, ese será el ultimo empujón que necesitabas. Tomar un rumbo distinto al que te ofrece hasta ese momento la vida, en esa especie de bucle sin salida, sin progresos, sin metas, para desarrollarte como persona, encontrar tus verdaderos dones, desarrollarlos y perfeccionarlos. Convertirte por ti mismo, en un ser completamente nuevo con un bagaje amplio y unas experiencias que te hagan crecer y evolucionar.

 

¿Elegimos a nuestra familia antes de nacer?

Quizá te suena un poco loco pero existe una teoría opuesta a la ciencia que dice que nosotros ya existíamos en el plano de la consciencia. Sí, antes de que mamá y papá hicieran sus cositas. Esta teoría que viene perfectamente explicada en este artículo se atreve a afirmar que no caemos en un determinado nucleo familiar por la simple unión de un esperma y un óvulo sino que tú, en concreto tú (y no otro), necesitabas ser el hijo de los que ahora son tus padres (así como ellos necesitaban que tú fueras su hijo/a). Tu crecimiento en este entorno ha sido el caldo de cultivo para que desarrollaras valores procedentes de lecciones que, sin esta familia, nunca hubieras obtenido.

Así que de acuerdo a esta teoría (con la personalmente me siento totalmente identificada), tanto si tu familia es una de aquellas donde se respira paz y amor como si se trata de tu mayor castigo, cada uno de los miembros de tu clan familiar son exactamente aquello que necesitabas para ser la persona que eres. Es decir, tus primeros maestros espirituales para convertirte en ser humano que viniste a encarnar.

La familia como los primeros maestros espirituales

En la vida todo son bendiciones. Algunas de ellas disfrazadas en problemas o momentos dificiles. Y es que, no siempre obtendrás lo que deseas pero sí obtendras aquello que necesitas. Esta simple lección comienza por tus padres. Si has crecido en un ambiente tóxico seguramente te preguntarás “¿por qué nací en esta familia?” y te llenarás de rabia, dolor y frustración. Sin embargo, cuando te paras a observar lo que viniste a aprender de ellos, te darás cuenta de que tu familia fue específicamente escogida para ti como la perfecta para que solucionaras el karma que tenías que solucionar.

Por tanto, ya sea de forma amorosa o cruel, los padres son siempre poseedores de una valiosa lección y de una historia que necesitamos comprender para entenderlos.

Entender a los padres: Su pasado determina su presente
Niños. Credit: Pixabay

Detrás de cada adulto con conflictos o dificultades se encuentra un niño que creció de la mano de padres que no habían resuelto su historia familiar. Porque los padres también fueron niños algún día, también tuvieron infancia, también sufrieron y también fueron víctimas de sus padres no resueltos. Por ello es importante sanar las raíces para parar el círculo. Si no reconoces la raíz del problema y trabajas en ello lo cargarás contigo para tus sucesores, quienes serán como tú: hijos de padres tóxicos.

Sanar a través de la constelación familiar

La constelación familiar es vista por algunos como una terapia y por otros como una curación del alma a través de un trabajo energético. Sanar mediante la constelación familiar tiene sentido si estás experimentando alguna de las siguientes situaciones:

-Sientes que no encajas en tu familia

-Aún no estás haciendo aquello que amas por temor a decepcionarlos

-Sientes que falta algo en tu vida (amor, seguridad, confianza)

-En tu familia se repiten las mismas historias destructivas

-Te sientes bloqueado en algún aspecto de tu vida

-O estás estancado en emociones como rabia, ira, culpa, avaricia o tristeza.

La constelación familiar sin duda ayuda a resolver los asuntos mencionados. Pero uno de los aspectos que encuentro más fascinantes de la constelación familiar es que a través de ella se revelan enredos que estaban escondidos en el subconsciente y se re-posiciona a cada miembro familiar en el lugar al que pertenece.

¿A qué nos referimos con los enredos? En una constelación familiar, los enredos son todo tipo de conexión, lazos y vínculos, que nos conecta con los destinos de los miembros de nuestra familia y antepasados debido a problemas no resueltos en el pasado. Estos enredos bloquean las energías de amor y armonía, obstaculizando que vivamos nuestras vidas de forma independiente y libre.

Por ejemplo, en una constelación familiar podemos encontrar casos de enredos energéticos como los siguientes: aquella hija que se comporta como una adulta ya que está cargando el peso de un hermano que debido a un aborto no llegó a nacer. Aquel hijo que trata a su madre como a una hija debido a que su abuelo abandonó a la madre cuando ésta era pequeña. O aquella esposa que está siendo maltratada cargando el peso de antecesoras como su abuela que también fueron maltratadas.

Estos enredos son los que causan la confusión y nos hacen vivir el destino de otra persona de la familia, sin que ni siquiera seamos conscientes. Tan pronto pasamos estos enredos al plano consciente comenzamos a comprender, a ocupar nuestro puesto y a sanar.

Personalmente tuve la suerte de poder asistir a varias sesiones de constelaciones familiares en Malta que sin duda me ayudaron a comprender el porqué de muchos por qués de mi vida. Pero para comenzar a nutrirte del entendimiento que te aporta esta curación te recomiendo que comiences por los siguientes libros:

¡Suerte en tu camino a la liberación!

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *